CONECTADOS Y EN CAMINO

Oración


Miércoles 23


Lectura del Evangelio de Juan (13, 16-20)
Cuando Jesús acabó de lavar los pies a sus discípulos, les dijo:
- «Os aseguro, el criado no es más que su amo, ni el enviado es más que el que lo envía. Puesto que sabéis esto, dichosos vosotros si lo ponéis en práctica. No lo digo por todos vosotros; yo sé bien a quiénes he elegido, pero tiene que cumplirse la Escritura: "El que compartía mi pan me ha traicionado." Os lo digo ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda creáis que yo soy.
Os lo aseguro: El que recibe a mi enviado, me recibe a mí; y el que a mí me  recibe, al que me ha enviado.»
                                                                                        
Reflexión:
María nos enseña a ser optimistas y agradecidos. Como mujer sencilla, sabe reconocer todas las cualidades que Dios le ha dado y todo lo que ha hecho por ella. Por ello alaba al Señor y le da gracias.
Piensa en ti, en lo que eres, en las personas que te quieren, en lo que tienes (familia, amigos, casa, colegio…) Da gracias a Dios con María.
Oración:
Gracias, Señor, por todas las maravillas que has hecho en nosotros.
Tú nombre es Santo y eres misericordioso con todos los que te honran. Tú ensalzas a los pobres, a los sencillos de corazón, y dispersas a los soberbios. Tú colmas de bienes a los hambrientos. Tú quieres y acoges a todos, porque tu amor y gracia son abundantes. Lleva de la mano a estos hijos tuyos como  llevaste a nuestros antepasados. Gloria y alabanza, a Ti, Señor.

Oración Martes 22


Martes 22


Lectura del Evangelio de Juan (12, 44-50):
"En aquel tiempo, Jesús dijo, gritando:- «El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me ha enviado. Y el que me ve a mí ve al que me ha enviado. Yo he venido al mundo como luz, y así, el que cree en mí no quedará en tinieblas. Al que oiga mis palabras y no las cumpla yo no lo juzgo, porque no he venido para juzgar al mundo, sino para salvar al mundo. El que me rechaza y no acepta mis palabras tiene quien lo juzgue: la palabra que yo he pronunciado, ésa lo juzgará en el último día. Porque yo no he hablado por cuenta mía; el Padre que me envió es quien me ha ordenado lo que he de decir y cómo he de hablar. Y sé que su mandato es vida eterna. Por tanto, lo que yo hablo lo hablo como me ha encargado el Padre.»

            Reflexión:
Jesús en Lucas 11, 27-28 contestó a la gente que le seguía:”Felices, más bien, los que escuchan la Palabra de Dios y la ponen en práctica”.
María es dichosa y digna de alabanza porque escuchó la Palabra de Dios y la puso en práctica. María rezaba y llevaba a la vida lo que descubría en la oración.

¿Aprovechas bien los momentos de oración que tenemos en el colegio? ¿Rezas en algún otro momento del día?
            Oración:
Santa María, tú que creíste en Dios y en su Palabra, haz que  yo crea y que en medio de las dudas fortalezcas mi fe.
Que aceptemos el mensaje de tu Hijo en nuestro modo de vida. Que seamos fuertes y serenos para ser hombres y mujeres de fe. Que nuestra vida sea un vivir haciendo el bien a los demás. María anima y estimula nuestra fe.